"El mejor partido del mundo"

por | 0:04:00
Muchos se ha habló, se está hablando y se hablará del partido que se acaba de disputar en el Camp Nou entre los dos eternos rivales, El Barça y el Madrid.

Ambos venían de la misma situación, la eliminación antes de lo previsto en la Champions, pero con sensaciones diferentes. El Madrid seguía con la mala imagen de todo el año y el Barça lo intentó de un modo más o menos aceptable.
Además los números del Barça en casa hacían que cualquier cosa que no fuese una victoria (e incluso leí por algún lado que hasta holgada) sería una sorpresa.

El partido empezó con dos detalles, uno por cada equipo. El Barça, o mejor dicho, Rijkaard, siguió confiando en el 3-4-3 con el tridente (Ronaldinho, Eto'o y Messi) que todos esperaban. El Madrid por su parte decidió jugar sin bandas, cosa que tampoco es que sea novedad.

Y aquí se acabo la lógica, las especulaciones y los pre análisis. El Madrid golpeó primero á los cinco minutos, una serie de fallos individuales (que luego desencadeno en la endeblez de la defensa culé) dejó a Van Nistelrooy solo, con la pelota controlada y nadie a su alrededor.Gol.
Se abría un nuevo partido, ¿el Barça por detrás contra su eterno rival en casa a los cinco minutos? Iconcebible, por lo que los azulgrana empezaron el ataque masivo chocándose con la defensa blanca durante diez minutos, los que tardaron en abrir a la banda dereche por donde entraba Messi para que definiera con frialdad. Parecía que todo volvía a su cauce pero...
...en la siguiente jugada un inocente penalty de Oleguer sobre Guti daba a Van Nistelrroy su segundo gol de la noche. "Otra vez a empezar" debio pensar la vanguardía del equipo de casa.
Así que el Barça, como quien recibe una bofetada tras una ofensa, retomó el ataque por insitencia. Jugadas marca de la casa pero poco elaboradas, como muestra el preambulo del segundo gol culé, lleno de rebotes intentando hacer una pared, que le dejó un balón franco en el punto de penalty para que fusilara a gol.
Parecía que el BArça definitivamente había dejado claro al Madrid que cuando pisara el acelerador le iba a hacer daño pero todo esto se fue al traste cuando en los últimos instantes de la primera parte, Oleguer peca de inocente y se gana la segunda amarilla (justa) por una falta en el medio del campo.

La segunda parte nació con dudas, ¿sería el Barça fiel a su juego con uno menos y con un planteamiento tan ofensivo? ¿Sería capaz el Madrid de ir a por el partido?

El Madrid se encontró con el partido soñado, con un rival volcado y con un jugador menos. Y, inteligentemente planteado por Capello, se apostó totalmente por la contra y dio avisos varias veces con unas contras de libro de las que milagrosamente (y en parte gracias a Valdés) de un tercer gol...
...que llegó en una falta lateral que cabeceó en un escorzo digno de Van Basten, SErgio Ramos. Justo de la única manera que (pese a que debe ser uno de los lunares del Barça) pensé que no encajaría un gol el Barça.
Y a partir de aquí se evidenció que el Madrid estaba más fuerte físicamente que un rival, que con más insistencia decidió atacar (sin mucho acierto eso sí) y que veía como cualquier pérdida se convertiría en una ocasión clara para el Madrid.

Todo parecía perdido, cuando Messi cazó un balón en la frontal y tras zafarse de dos rivales, cruzó con rabia la pelota para dar un empate que supo a victoria en el Camp Nou.

¿Con que me quedo de todo esto? Pues quiero parafrasear dos opiniones muy interesantes que he escuchado. "Un equipo quiso pero no pudo y otro pudo pero no quiso" "Viendo el resultado para que el Barça ha fallado, pero viendo el partido parace que ha ganado"

Detalles claves del partido

- Los dos primeros goles del Madrid, uno en el primer ataque y otro tras el empate
- Deco por un lado y Raúl por otro, jugadores de los que se esperaba mucho más
- Fallos muy graves de Oleguer en un penalty en el que a Guti le caía a la derecha y en una entrada con la primera parte agonizando y en una zona totalmente innecesaria
- Mucha persimividad para Diarra que cortó el juego y las contras con los brazos
- Gran partido, pese a la cantidad de goles, de los dos porteros
- Grandísimo partido de Van Nistelrooy, que volvió locos a todos los defensores culés y de Messi, que salvó al Barcelona.

Y una curiosa ironía, es llamativo que se ensalce el juego del Madrid cuando todo el año ha sido un equipo resultadista. Si Capello (y todos sus defensores) fueran honrados no se escudarían en el buen juego (o cuanto menos imagen) para excusar la no victoria (no creo que lo haya tenido tan fácil en la historia) de esta noche.

No quiero cerrar esta entrada sin destacar el juego limpio y libre de tanganas que se ha podido ver hoy en el Camp Nou.

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal