Cinco razones para estar preocupado por el Levante este año

por | 16:35:00
El pasado martes fui invitado a ver el partido de presentación del Levante ante Peñarol. Más allá del odio que le tengo al carbonero y el amor que tengo por los granotas, quise ver, a grandes rasgos, las líneas maestras de este nuevo Levante. Y digo nuevo porque a pesar de seguir con el grueso de las últimas temporadas y haber dado retoques mínimos, ha perdido a sus dos principales activos deportivos y gracias a la nula cobertura de su pretemporada por parte de los medios locales, no había visto mucho del equipo. Verlo y en vivo, era una gran oportunidad… y no me gustó mucho.
Cierto es que Peñarol, que vino aquí como subcampeón de la Libertadores, no mostró nada que no hubiera visto durante su buena campaña pasada y me plantea la duda de cúantos equipos le jugarían al Levante como ellos le jugaron: con líneas muy retrasadas, dos puntas bastante descolgados y sin ninguna intención de querer llevar la iniciativa del juego.
Os dejo los motivos de preocupación y acierto que vi en este partido.

Salida del balón: Me llamó poderosamente la atención que durante la primera parte, Ballesteros y Nano se abrieran en el área en los saques de puerta. Querían sacar el balón jugado de inicio, bien, pero los laterales subían demasiado y ningún mediocentro se retrasaba para apoyar. Así, Peñarol dejó a sus dos puntas entre los centrales y ‘la línea de cuatro’ que formaban Pedro López, Farinós, Iborra y Juanfran ahogando la salida. Vamos, que el balón largo que no daba Munúa lo daba Ballesteros o Nano. En la segunda parte la cosa varió, claro que también Peñarol no agobiaba tanto en ese primer pase.

Bandas: Tenía y tengo bastantes esperanzas en el juego de bandas del equipo. Martínez alineó de inicio a Valdo por derecha y Wellington Silva por izquierda. No era mala opción, los dos son verticales. El brasileño jugó poco con Luis García y seguro que quiere demostrar, además su conducción y su técnica le deben servir para ser un jugador diferencial… pero no me acaba jugando en banda porque siempre la pide al pie. Ayudó en defensa y creo problemas a la zaga manya, pero siempre recibiendo al pie, eso hacía lento y previsible el ataque. Quizás de segunda punta o contra un rival menos cerrado pueda lucir más, pero Juanlu debe ser titular por sí te da esa variante del balón al espacio. Valdo, bueno, en su línea, abrió el campo, combinó con Pedro López y buscó línea de fondo, pero me preocupa que no tenga competencia en el puesto.

Referencia en ataque: Por la lesión de Aranda, Rafa Jorda jugó casi todo el partido como 9. Es una buena opción ya que el ex del Hércules tiene buenas maneras, pero no está aprovechado: Pivotó muy lejos del área cuando el equipo quiso salir rápido y en ataques más elaborados parecía alejarse de esa fase hasta el punto de estar demasiado desplazado para que la posesión de su equipo avanzara. Además sus pocos movimientos no ayudaban ya que la línea de tres que estaba detrás de él también estuvo muy estátitca. Aranda, si bien puede aportar más participación lejos del área, ofrece las mismas virtudes. La figura de un segundo punta se antoja como una buena opción para mejorar en este aspecto.

Centro del campo: Realmente me gustó que el peso lo llevara Farinós (el rato que jugó) y Barkero, primero como mediapunta y después como mediocentro. Xavi Torres entró por Farinós que se lesionó a los veinte minutos y mejor posicionalmente el trabajo del ex del Hércules. Me preocupa realmente que Iborra siga siendo la primera opción en la destrucción. Un jugador que pinta de esos que siguen a pies juntillas las órdenes del entrenador pero que, por más que nos vendan, se nota que no es un mediocentro al uso: acompaña la jugada y roba cuando su equipo crea una superioridad que, por supuesto, no es fruto de sus movimientos y fue incapaz de dar un pase correcto a más de dos metros. El año pasado Luis García lo usó con Caicedo y Rubén y función muy bien.
 
Sin variantes: Tanto con el empate como con la derrota provisional, el dibujo y el perfil de jugadores fue el mismo. Vale que la plantilla no es muy larga y que el partido era un amistoso, pero se echó en falta, aunque sea, la voluntad, la sangre de querer cambiar algo o de probar otras opciones. Quizás eso sea lo más preocupante de todo, que si el plan A no funciona, no parece haber un B.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal