El valor de un portero

por | 22:05:00
El pasado jueves César volvió a ser fundamental para que el Valencia pasara la eliminatoria ante el Werder, aún a pesar de recibir cuatro goles. Cada partido que pasa se le ve mejor y eso que tiene 38 años. Lo que hace más curioso el caso de César es que fue fichado, con la carta de libertad, como parche en el mercado de invierno de la temporada pasada ante las lesiones de los porteros del Valencia. Sus buenas actuaciones le valieron la renovación. Pese a contar con César el Valencia invirtió cinco millones de euros, que en el estado de la economía del Valencia duelen mucho, en traer a Moyá para ocupar la portería a requerimientos de Unay Emery. Con sus actuaciones Moyá no ha conseguido ni acercarse al nivel que está ofreciendo César, llegándose a hablar de una nueva renovación del veterano.

Si nos fijamos en la capital de España, el Atlético está sufriendo un caso similar. Tras invertir un buen dinero en fichar al prometedor Asenjo de Valladolid parece que el que se afianza en la portería es el canterano De Gea, que con sus actuaciones le está poniendo muy difícil entrar en el equipo a Asenjo.

Viendo estos dos casos la pregunta que viene inmediatamente a la cabeza es ¿merece la pena gastarse dinero en un portero? Históricamente los jugadores más caros son los delanteros, seguidos por los medios y por último los defensas. Pocos son los porteros que han protagonizado fichajes multimillonarios, por lo menos en España. Los dos grandes tiene en su portería a dos canteranos, Casillas y Valdés. Palop, otro gandísimo portero, se fue gratis al Sevilla. Los casos ya comentados de De Gea y César, y algún otro más como el de Aranzubía. Da que pensar que no merece la pena gastarse el dinero en este puesto ya que o con canteranos o con porteros que acaban contrato es relativamente fácil cubrir esa posición. En el mismo Valencia, si me pongo a hacer memoria, todos los porteros de los que se guarda buen recuerdo llegaron a coste cero: César, Cañizares, Zubizarreta, Sempere...

Lo que me resulta lo más curioso del tema es que precisamente ni Atletico ni Valencia están en sus mejores momentos económicos como para haber tirado el dinero en el fichaje de un portero.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal