Resumen Champions, jornada 4

por | 22:35:00
Sigamos con el patrón habitual en una jornada algo sosa para los equipos españoles.

AC Milan-Real Madrid: Después de los varapalos insensatos hacia el señor Pellegrini, el principal a cargo de cierto periódico que, haciendo gala de un despreciable criterio, tituló en portada "Pellegrini Vete Ya", el entrenador chileno dio con la tecla una vez más y consiguió que su equipo carburara en San Siro. Un penalty riguroso cortó de raíz un premio merecido para el Madrid, que demostró que juega mejor cuando los Kaká y Benzema de turno juegan con espacio (no añadimos a Cristiano "de facto", pero merece la misma consideración). Raul hizo ayer lo que debe de hacer siempre: salir en el segundo tiempo. El Madrid tuvo actitud, el Milan hizo lo de siempre (poco) y un empate que no es para nada fatal para ninguno de los dos.

Atlético-Chelsea: el Atleti dijo adiós a la champions pero le dio la bienvenida a la luz. Quique aporta algo más de criterio en el juego, y ahora parece que la pelotita entra. Agüero dio muestras anoche de por qué va a durar poco en el Calderón. Un empate con ese juego frente a ese rival tiene un mérito enorme. Y me alegro de que el zurdo con más clase que ha salido de andalucía en el último cuarto de siglo asome la cabeza. Bienvenido Mr Reyes. Espero un cambio de aires en el equipo colchonero, pero no milagros. Para eso hay que ir a Lourdes (con Gil-Marín y Pitarch, a ver si con suerte se quedan ahí).

Kazan-Barça: el frío viene mal a los equipos españoles, sobretodo el aire ruso. Las ideas se congelan y, cuando se vive de ellas, todo cuesta más. El Barça lleva la misma dinámica que el Real Madrid en Champions, contando con que es el vigente campeón de todo, y sin embargo no se le machaca en la prensa. ¿Injusticia? Puede que se haya ganado un margen de duda y puede que no venda tantos periódicos criticar a un equipo que no se ha gastado la intemerata en fichajes galácticos. El hecho es que, insisto, el Barça de este año me da señales que no me gustan. Aunque yo les concedo el beneficio de la duda porque se lo han ganado de sobra. Empate, carámbanos en los pelos de la nariz de Guardiola y a casa.

Sevilla-Stuttgart: el Sevilla me recuerda a los equipos alemanes, porque tiene solidez, pegada y una pizca de suerte. Hoy se ha encontrado con uno de esos equipos alemanes que además trabajan como animales. Pero le ha sobrado para clasificarse. Y ahora, a rezar por un buen cruce. Aunque, bien mirado, que rece el resto de equipos, porque este Sevilla es muy muy serio. La guasa andaluza se la dejan a su presidente, ellos se dedican a trabajar. Y bien que lo hacen. Empate, clasificación, y a ilusionarse. Enhorabuena.

Destacar por último la agónica victoria del Inter en Kiev, con un golazo de Shevchenko y un buen partido de Sneijder, el mérito del Girondins frente a la dinámica horrenda del Bayern, el mérito de un equipo como la Fiore, que a lo tonto se encaramará en octavos, la buena recuperación de Nasri en un Arsenal que ha metido 4 goles, y la lucha de un clásico de Europa, el Standard, por reverdecer viejos laureles.

El miércoles que viene más, gracias por leerme y no dudéis en comentar.

JM Martín
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal