Resumen Champions

por | 0:05:00
Una vez agotada la jornada de champions, voy a tratar de sintetizar mis percepciones sobre los equipos españoles y su participación en la jornada de ayer. Lamento haber colgado este post a unas horas tan intempestivas, pero la jornada futbolística y los medios de comunicación me han tenido ocupado, por ese problema de mi incapacidad de ser ubicuo. He de decir que me baso en opiniones ajenas y en contenido diferido en caso de los partidos de Atlético de Madrid y Sevilla. Por partes:



Real Madrid-Zurich: un partido engañoso por el resultado. Un 2-5 muy trabajado y muy costoso para un Madrid que se lleva a casa un sobrepeso en el equipaje. Por un lado, la lesión de Alonso, un futbolista que es el auténtico faro de este equipo. Por otro, la sensación de que los árbitros en Champions no parecen respetar el status de este equipo, cuya política de fichajes no parece gustar a Platini. Y, lo más importante de todo, el Madrid pierde una oportunidad de dar un golpe de autoridad que refuerce su candidatura al título, concediendo goles a balón parado y dejando que un equipo tan mediocre como el suizo llegue a gustarse en etapas del partido. Una crónica quizás demasiado pesimista visto el resultado, pero porteros como Leoni no creo que abunden en Champions. Y espero que árbitros como el británico tampoco.

Atlético-Apoel: de todos es sabido que la estructura interna del Atlético de Madrid huele a podrido. Pero que yo sepa ni Gil Marín ni Cerezo suben la banda o tiran fueras de juego. El Atleti tiene un centro del campo mediocre, sobretodo en la dupla contención-salida de balón. Por muchos Kun Agüero, Forlán o Simao que tengas, los Assunçao y Clèber de turno son tochos con ocasionales momentos de lucidez, Raúl García es un futbolista estancado y Jurado es un jugador que da la puntilla, pero no sirve para armar el juego desde atrás. El centro del campo del club del Manzanares está diseñado con una perspectiva impropia de un club que pretende algo grande. Por lo demás, lo de siempre: urge una viagra futbolística para un histórico cuya plantilla, salvo honrosas excepciones, no da la talla ni creo que la vaya a dar este año.

Barça-Inter: se repite el lamentable guión que todos los años toca ver en Champions, pero hay que aguantarse porque esto también es fútbol. El guión que tanto me fastidia consiste en un equipo intentando jugar a fútbol y otro que, si bien goza de unos mimbres fantásticos (Eto'o, Sneijder, Milito, Chivu, Lucio, Zanetti, Stankovic, Ballotelli...) se dedica a firmar convenios con la empresa municipal de transportes de turno la cual, gustosamente y de un modo gratuito, le cede un autobús para exhibirlo mientras el otro equipo trata de jugar al fútbol. Mourinho tiene un peinado magnífico, sabe idiomas, tiene un palmarés acojonante y además tiene un punto de chulería que me encanta, pero su atrevimiento futbolístico es nulo en términos estéticos. Ahora, en lo práctico, consigue desquiciar al personal, cosa con la que parece disfrutar. Al Barça le va a tocar lidiar con equipos así demasiado, y a nosotros siempre nos quedará el consuelo de que el Miércoles es día del espectador en el cine, porque aunque la última de Lars Von Trier tenga una mala leche del cagarse, siempre será menos enervante que la sucesión de trotones que ubica Mourinho en el campo. Y, a todo esto, el trueque de nueves me da que malo para los dos equipos.

Sevilla-Unirea Urziceni: la complicación que he tenido para escribir el nombre del equipo rumano ha sido media, porque tenía el nombre apuntado más arriba. Pues esa dificultad más o menos es la que se ha encontrado el Sevilla: sabía como ganar (siendo ellos mismos) pero como todo, cuesta. Menos mal que el Sevilla es un equipo serio y que sabe a lo que juega. Esa es su baza este año. Esa y determinados recursos: Renato es un pedazo de centrocampista completo como pocos, y Luis Fabiano este año me parece un delantero que, con un mundial de por medio, va a perforar redes como en ningún año de su carrera. Con eso y el descaro de algunos jóvenes como Negredo o Perotti (cómo me gusta el argentino) le auguro unos cuartos de final siendo realista. Me alegra, por otra parte, ver que el que fue un futbolista honesto y competente como Dan Petrescu tenga esta oportunidad en la máxima competición continental. Le deseo suerte.

Espero que os dejéis caer por aquí para comentar la actualidad Champion conmigo, yo estaré al tanto. Como siempre, un placer estar con vosotros.

JM Martín.

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal