Cuando una Liga se Engrandece

por | 20:59:00
Esta entrada es un homenaje al fútbol modesto y a las grandes instituciones que rodean a los clubes estrella y es que en un panorama mediático que nos envuelve con Cristianos, Zlatans y Kakás a veces nos olvidamos que el factor principal que hace que una Liga sea grande son los equipos que aprietan desde atrás a los grandes.

Hace unos años se consideraba la Liga Española como la mejor del mundo por encima de la Premier. Se decía que los equipos de media tabla españoles eran muy superiores a los ingleses y que esa era la principal diferencia entre las dos ligas. Yo creo en esa argumentación. Me parece que la Premier adolece de que hay cuatro equipos que están por encima del resto y que raramente son alcanzables por sus perseguidores. Sin embargo en la Liga Española siempre hay alternativas de poder: Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Villarreal, Atlético e incluso Depor han ganado títulos y han mantenido un nivel alto de competitividad durante los últimos diez años, algo que en Inglaterra no tenemos: Tottenham, Newcastle, Aston Villa, Blackburn Rovers o Manchester City han tenido buenas campañas pero nunca han llegado a atemorizar a los grandes. De hecho tenemos que remontarnos a 1995 para encontrar el último ganador que no fuese de los grandes (el Blackburn de Shearer).

Pero en Inglaterra los equipos modestos han sabido adaptarse a su competición y han empezado a crear buenos proyectos y a acortar las diferencias con los grandes, algo que desde España no han sabido hacer. En España ha habido un bajón de calidad, tanto en los equipos que se forman como en el fútbol que practican. Así el Málaga ha estado este año tan arriba, no sólo porque han jugado muy bien, sino porque los equipos europeos fallaban semana sí, semana no.

Por debajo de los equipos de Europa es donde yo quiero incidir, en los equipos que parten con la misión de no descender y de donde siempre sale alguna sorpresa que se convierte en la revelación de la temporada. Toda esta parrafada me ha servido como excusa para analizar los proyectos de los clubes españoles de la tabla media baja, queriendo centrarme en dos: Valladolid y Almería.

Almería, la consolidación de un proyecto
Uno de mis debilidades en las direcciones deportivas es Alberto Benito. Primero en Cádiz y luego en Almería ha sabido mantener una idea y un proyecto y no se ha desviado de ella en ningún momento. En Almería ha sabido apostar por piezas importantes y rodearlos de grandes secundarios. Negredo, Felipe Melo, Mané, Bruno Saltor son muestras de que lo que ha salido de Almería en estos últimos años a otros equipos. El mercado sudamericano que tan bien controla Benito le traen dos apuestas para este año: Fabián Vargas y Bernardello. Creo que les falta un delantero de referencia que consiga suplir a Negredo, pero desde la modestia pueden ser de nuevo la sorpresa.



Valladolid, la sorpresa del mercado
Nunca he sido seguidor de la política de fichajes del Valladolid. Nunca me ha sorprendido en sus apuestas, pero este año es diferente. El fichaje con el que me han ganado ha sido Manucho. El delantero angoleño me parece el típico jugador que con minutos y confianza puede pegar una gran explosión y el Valladolid es un perfecto escaparate para el joven jugador que quiso triunfar demasiado rápido.


Las demás apuestas me parecen serias y estables. Han creado un equipo desde la portería, tres porteros de garantías para sustituir a Asenjo y una defensa a la que le falta alguna pieza más para acabar de encajar. Pero donde puede crear diferencia es en ataque: Bueno, Diego Costa y Manucho. si no pagan la inexperiencia en Primera pueden ser jugadores que se complementen muy bien y que hagan daño desde muchas partes del campo.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal