Cada vez que habla O'Rei...

por | 17:07:00











...suele despertar controversia.
Y es que esta vez, viendo ciertos fichajes del mercado y el "cortometraje" del Real Madrid con Cristiano Ronaldo como protagonista, uno de los mejores jugadores de todos los tiempos de este deporte se ha echado las manos a la cabeza. En sus declaraciones, además de dejar una perla como "yo en estos tiempos no tendría precio", sinceramente, no soy quién para dudarlo, nos habló del excesivo precio pagado por el Real Madrid por sus nuevas incorporaciones y de los sueldos que llevan a los jugadores a cambiarse de club únicamente importándoles las condiciones económicas. Según él, su amor al Santos le hizo rechazar ofertas muy suculentas económicamente para viajar a Europa pero a mi siempre me quedara la duda de si no fue por miedo al fracaso. De hecho, años más tarde fichó por el Cosmos de Nueva York y ganó muchísimo dinero, eso si, con la coartada de potenciar el fútbol en Estados Unidos.

Con estos argumentos instó a la FIFA a que estableciera un sistema por el cual se controlasen los emolumentos percibidos por los jugadores, una especie de tope salarial.

Bajo mi punto de vista, un sistema parecido al que lleva varios años funcionando en la NBA podría servir para controlar de
alguna manera todo esto. Es cierto que parece una época en la que únicamente los jugadores se fijan en el dinero pero creo que esto es algo que siempre se ha producido a lo largo de la historia aunque se está acentuando cada vez más. Los más ricos son los únicos capaces de poder fichar a grandes estrellas y de esta manera convierten a los pobres en más pobres todavía. Algo de control en las fichas de los jugadores y en el precio de los mismos pondría en igualdad de condiciones a muchos clubes y se igualarían algo más las Ligas.

Otro punto sobre el que me gustaría incidir es en el control de la situación. Cada vez los clubes tienen menos que decir respecto al futuro del jugador que les pertenece y es que de esclavizadores han pasado a esclavizados. Casos como el de Samuel Eto'o no benefician en absoluto a nadie. Aquí os dejo un comentario mío en otra entrada de este blog al respecto. "Creo que, hoy en día, los clubes andan indefensos. Desde el año 1966 hasta 1979 existió el denominado derecho de retenció
n por el cual un club podía renovar a un futbolista, en último año de contrato, por una temporada más y aumentando tan sólo un 10% de su salario. Aquella medida era esclavista pero ahora es al revés, el jugador es dueño de su futuro sin que su club muchas veces pueda salir beneficiado.
Yo propondría algo como esto: derecho del club a retener el jugador aumentando un 25% su salario, siempre y cuando estuviera el jugador de acuerdo en negociar. Si el jugador o el club no quisiesen ampliar su vínculo y fichara por otro club debería de hacerse una compensación al club de origen por el montante de un año de sueldo del jugador.

De esta manera se evitaría tener esa preocupación por el "último año de contrato" de un jugador.

Además de esto prohibiría hacer contratos más largos de 3 años puesto que de esta manera ganaríamos dos cosas: el precio de los traspasos no podrían ser tan elevados, puesto que no daría tiempo a amortizarlos y los jugadores siempre estarían pendientes de que su rendimiento fuera elevado para que su carrera no quedara paralizada."

A nadie se le escapa
que, a pesar de que lo económico influye cada vez más, por fortuna, la historia de los clubes todavía pesa y, los nuevos ricos no han conseguido erigirse en clubes con la solera de Madrid, Barça, United, Inter, Milán, etc. El único caso que puede acercarse a este escalón es el Chelsea, eso sí, a costa de perder mucho dinero y es que el fútbol es de todo menos rentable. Ahí es donde deberían de basarse la reestructuraciones, en conseguir que los clubes no vayan por encima de sus posibilidades y las entidades deudoras cumplieran castigos que llevasen incluso a la desaparición se llamen como se llamen.

Lo que es intolerable es el tema de los jóvenes y las "trampas legales" para poderlos fichar en edad juvenil, algo de protección respecto a este tema con alguna ley sería importante. Lo que probablemente nos sea imposible de erradicar es que ellos jueguen al fútbol a partir de cierta edad pensando en el dinero puesto que es un tema de educación y los padres, en la mayoría de ocasiones, están buscando que su hijo se profesionalice para solucionarle la vida a ellos.

Espero que el dinero no acabe oscureciendo del todo al fútbol y es que tenemos que recordar que es un deporte, un juego y con esa mentalidad es con la que se inventó. Disfrutar y hacer deporte por igual.

Y es que besar un escudo no siempre es tan importante...todo depende de quién lo haga...


Entrada más reciente Entrada antigua Página principal