Distintas maneras de tirar del equipo

por | 21:00:00
Uno sigue como puede lo que ocurre en el fútbol italiano. Direis aburrido o catenaccio, pero tiene otros atractivos que van más allá de que los partidos acaben con muchos o pocos goles.

De esta temporada me llamaba la atención hasta donde podía llegar el Inter, que contaba con un nuevo entrenador, mi querido Mourinho, y con pocos fichajes de renombre, salvando a Ronaldinho y poquico más.
Pero tal y como se está desarrollando la temporada, y más la jornada de este fin de semana, quiero rescatar a tres nombres propios que están siendo protagonistas en las últimas jornadas.

El primero de ellos es Zárate, del que ya hablamos en no hace mucho, pero que sigue dando motivos para ocupar espacios en blogs y webs deportivas. Hoy lo ha vuelto a hacer, ha marcado un gol de falta impresionante para que la Lazio siga sumando puntos y motivos para hacerse definitivamente con su pase si no se le adelanta algún equipo antes. Este chico ya nos demostró en Vélez lo bueno que podía llegar a ser y es en el fútbol italiano, uno de los más duros, donde está confirmando lo que ya esperábamos de él.
Y fruto de sus goles, la Lazio está ahí arriba, algo que hace tiempo que no se producía con tanta justicia.






El otro protagonista es Julio Cruz, el delantero interista medio castigado por Mourinho, pero que se ha ganado el perdón a base de goles postreros que valen puntos, como el que ha marcado hoy. El partido entre el Inter y el Udinese era sin lugar a dudas, el mejor que se podía ver hoy en el Scudetto primero contra cuarto y ha sido el delantero argentino quien ha decidido con un gol de los suyos.
El caso y la historia de Cruz es digno de una entrada, el chico que trabajaba de jardinero en el campo de Banfield y que en un entreno pasó a formar parte del equipo argentino. Un delantero de esos que hacen equipo, no se queja nunca, no es titular indiscutible, pero cuando juega siempre responde.


Y para cerrar el trío, mi ídolo de la infancia junto a Hristo Stoichkov, el gran Alessandro Del Piero, que está firmando una segunda o tercera juventud que está iluminando las esperanzas de los seguidores juventinos a base de sus goles.
Bien es cierto, que desde que tuvo esa grave lesión, su fútbol se ha vuelto más cauto, cambió la imaginación por la eficacia, dejó de ser latino para ser italiano... pero sigue dejando que los brotes de fantasía salgan de vez en cuando. Dejó una muestra en el doble choque contra el Madrid en Champions para que toda Europa se acordara de el, pero en el Calcio tiende a hacerlo a menudo.




Sin lugar a dudas son tres de los nombres propios, no de la jornada, sino de la temporada en Italia. Tres tipos distintos de tirar del equipo cuando están en la parte alta de la clasificación: el joven talento, el goleador no titular y el veterano capitán.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal