Pleno español en la Champions

por | 23:51:00
Ayer jugó el Real Madrid en tierras rusas. Como muchos ya sabrán, con el resultado de 1-2, los de Schuster se trajeron los tres puntos de un campo que se intuía, y quedó patente anoche, complicado.

No me voy a centrar en resumir el partido ya que muchos lo habrán visto. Prefiero aprovechar este espacio en analizar el juego desplegado por ambos equipos en lo que ayer fue un bello partido. Decían los cronistas y entendidos de fútbol que al Zenit le gusta empezar mandando en los partidos, con una clara vocación ofensiva, los primeros quince minutos les gusta salir a tope para amedrentar al rival. Ayer la película no discurrió así. Fueron los madrileños los que le pagaron con su propia moneda. El resultado, minuto cuatro y 0-1.

Pero el Zenit es mucho Zenit. Y tiene jugadores que la pueden liar en cualquier momento. Esos jugadores son Arshavin - como no - y Danny. El ruso pone el balón para el portugués y 1-1. Fácil y sencillo. El equipo de Advocaat no sabrá defender, de hecho lo hace muy mal, pero ataca cual Manchester United - sin exagerar -.
Aún así, por mucha pegada que tengan los de San Petersburgo, hay alguien que con media ocasión hace dos goles. Como ya se imaginan, Van Nistelrooy es el jugador del que hablo. 1-2 en el casillero y matar el partido a la contra.

No mató el partido ayer el Real Madrid. Es más sufrió más de lo previsto. Pero este Real Madrid cada vez tiene las cosas más claras. Supo defender el fuerte ataque del Zenit y se acabó llevando los tres puntos. Como conclusiones, pues saco dos básicamente, que el Real Madrid lo tiene todo para ser primero de grupo, 6 de 6 en puntos, y que el Zenit pese a tener 0 puntos, anoche presentó su candidatura a ser segundo de grupo.

El otro equipo español que jugó ayer fue el Villareal. No pude ver el partido detenidamente, pero lo poco que vi y lo que he visto en los resúmenes, ha sido que los de Pellegrini pudieron golear a un pobre Celtic que apenas inquietó al fabuloso guardameta Diego López.

Senna se encargó de dar la victoria a los castellonenses tras un soberbio disparo de falta. Además el hispanobrasileño es el amo y señor del centro del campo amarillo. Hace lo que quiere, cuando quiere y donde le apetece. Su gran nivel de forma se refleja en el buen juego del Villareal sin duda.
Además destacar que creo que el Villareal puede ser fácilmente primero de grupo. Ha demostrado que es muy complicado hacerle gol y algún día tienen que entrarle las ocasiones que marra por partido. ¿Soñar con ser primeros de grupo? ¿Por qué no?

Esta noche, la fiesta de la Champions volvía al Calderón. Un Atlético en forma recibía a un Olympique de Marsella con las ideas muy claras. Pero por mucho que los franceses supieran a lo que jugaban delante tenían a un gran equipo. Un gran equipo liderado por el jugador más en forma del planeta, el Kun Agüero.

Unos pocos minutos bastaron al argentino para demostrar su clase. Balón largo de Maxi, y un precioso control orientado para zafarse de un defensa, y luego marcar como si el portero fuera de papel. Soberbia jugada de Agüero, y el Calderón era una fiesta.

Pero como ya dije, el conjunto galo no venía de turismo ni mucho menos. Sólo 12 minutos después, un gran cabezazo de Niang - jugador muy a tener en cuenta - ponía la igualada. No pasa nada. Los de Aguirre no se preocupan, siguen atacando sin problemas. El partido se volvió por tramos un toma y daca por parte de los dos equipos, pero los recompensados fueron los colchoneros. Falta botada por Pernía y Raúl Garcia pone el definitivo 2-1.

La segunda parte fue totalmente diferente a la primera. Sin Sinama, que fue cambiado por Maniche, Aguirre puso las cartas sobre la mesa. Tocaba defender el resultado. Y bien defendido estuvo. Sólo recuerdo un lejano chute de Niang al final del encuentro.

Seis puntos de seis posibles y ahora toca el Liverpool (6 puntos también). Con la clasificación prácticamente encarrilada ahora sólo toca disfrutar jugando al fútbol y amarrar los partidos de casa, aunque la opción de ser primeros de grupo no debería cuestionarse pues siempre hay que mirar más allá. ¿Miedo? Sí, el de los ingleses.

Y por último comentar el partido más flojo, en cuanto a fútbol, que se jugó por parte de los equipos españoles en esta jornada de Champions. El Barça remontó in extremis , con un soberbio Messi, a un Shakhtar que se dedicó a verlas venir y a no jugar.

Pese al fuerte arranque del Barcelona, una ocasión de Henry en el primer minuto, al equipo de Guardiola se le vio muy desalmado. Sin capacidad de generar ocasiones de gol. No es que fallara delante del portero, es que ni llegaba. Bien por el planteamiento local, bien por la alineación que presentó a Guardiola. Algo parecido a un 3-5-2, con Puyol, Marquez y Piqué como centrales. Iniesta y Alves en las bandas, Touré, Keita y Xavi en el centro y Henry y Eto'o como hombres más adelantados.
La falta de movilidad, así como la poca creatividad del campo, sólo Xavi ponía algo de toque, hicieron que el Barça tirara una mala primera parte. Tan mala que el Sakhtar inquietó varias veces a Valdés, hasta que en el 45, Ilsinho ponía el 1-0.

La segunda parte pedía a gritos la entrada de Messi, y la vuelta al 4-3-3. Hasta el minuto 60 Guardiola no movió ficha. Justo en ese momento sorprendió quitando a Henry y metiendo a Messi - yo entendía mejor que entrase Messi por Touré o Keita y poner a Iniesta en el centro -. Pese a que el juego no mejoró, la entrada del argentino cambió al equipo. Luego Bojan por Eto'o, y finalmente Gudjohnsen por Keita terminaron de dar al Barça el juego que le hacía falta.

Con el conjunto local encerrado en su campo el Barça apretó los dientes y fue a por el partido. Hasta que la diosa fortuna regaló un gol a Messi, tras un clamoroso fallo de Pyatov. La jugada estuvo discutida ya que los ucranianos entendía que Bojan debió echar el balón fuera. Ami modo de ver, los que menos hicieron fair play fueron ellos mismos que no pararon de coser a patadas a los azulgrana, así como estar todo el día en el suelo perdiendo tiempo.
El 1-1 fue un duro golpe anímico para los locales y el 1-2 se podía palpar. Minuto 94 y aparecieron los dos de los mejores jugadores del mundo. Xavi coloca un exquisito pase al interior del área, y Leo Messi pone la guinda a media hora de infarto. Seis puntos y encarrilados los octavos de final.

Fotos: As

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal