Conexiones entre Valencia, Vila-Real y Buenos Aires

por | 22:44:00
Curioso esto de los traspasos en el mundo del fútbol. Si hace unos días se oficializaba algo que todo el mundo sabía, que Ayala, al acabar esta temporada, se marchará a jugar a Vila-Real, en el día de hoy nos "sorprende" la cesión por seis meses de Juan Román Riquelme a su equipo de toda la vida, Boca.

Lo de Ayala tiene bastante tela que cortar. Tras acordar en el último partido de la temporada pasada en Pamplona su renovación con el presidente Soler, la llegada al cargo de director deportivo de su "ex-compañero" Carboni dio con todo el acuerdo al traste.
El italiano, olvidándose por completo de la palabra de su presidente, ofrecía al bueno de Fabián una renovación a la baja y por menos tiempo. Ayala entra en cólera, se siente engañado.

Junto a su representante Mascardi (al que se le tiene miedo en los despachos del Valencia) llega a un acuerdo con el conjunto de La Plana para irse al finalizar su contrato dando por hecho que el Valencia, por medio de Carboni, ha dicho su última palabra en este tema. Pero además, como el Vila-Real es un equipo que hace muy bien las cosas en los despachos, se cubre las espaldas con una claúsula que castiga a Ayala con cuatro millones de euros si no ficha por el Submarino Amarillo a partir de julio.

Pero el fútbol da muchas vueltas y tiene poca memoria (que bonitos son los tópicos) y parece que una chispa de cordura saltó en la casa Che. Se trata de llegar un acuerdo con Ayala para que siga en la ciudad del Turia, pero ¿quién se hace cargo de la claúsula de cuatro millones?
Al final no se llegó un acuerdo y está semana, en plazos legales, Ayala anuncia que se marcha a Vila-Real.

¿Y qué pasa en Vila-Real? Pues que parece que no pueden dejar de juntar una alegría con una desilusión en una misma semana. Se anuncia la marcha, como cedido, de su buque insignia al club de su corazón (curiosamente el archirrival del club donde despuntó Ayala) Boca.

La marcha como cedido (esto es importante, por eso no dejo de nombrarlo) de Riquelme, el eje por donde ha rotado el juego del Submarino en las últimas temporadas, tiene muchas lecturas.
Pellegrini no cuenta con Román. El Vila-Real sabe que Riquelme es un jugador muy valioso. Es un insulto al fútbol ver jornada a jornada a Riquelme sentado en el palco. Boca ha perdido ha su jugador estrella, Gago.

¿Qué incognitas nace de todo esto? pues a bote pronto varias:

- ¿Confía realmente el Vila-Real en Pellegrini? Pienso que le puede quitar el problema de encima para que regrese luego con un nuevo entrenador en julio si el chileno no acaba bien la temporada

- ¿Puede usar Román a Boca para forzar una salida de Vila-Real? Si el Vila-Real confía en Pellegrini, tratará de facilitarle el camino y pueden pensar que aún puede sacar tajada por el argentino en verano

- ¿Es esto una apuesto por Matías Fernández o por una nueva concepción del juego amarillo? Román y el Mati juegan en el mismo puesto, pero se llevan casi diez años de edad y su juego no podía ser más diferente

- ¿Es simplemente una maniobra del Vila-Real para ahorrarse una parte de la ficha del Román, catigándolo y manteniéndolo en forma de una tacada? Porque Boca se hace cargo de los dos millones de euros que iba a cobrar el jugador de aqui a junio.

En fin, que estos movimientos dicen más de lo que aparentemente parece.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal